El futuro de nuestro negocio

Preocúpate de conocer quiénes son esas personas, quienes son tus clientes, sus sensaciones, sus sueños, sus empresas, esa es la única materia de tu relación. Es inevitable, en nuestra sociedad actual, tener esa implicación personal, de persona a persona, donde lo que tiene que prevalecer es, sin duda, el sueño de tus clientes.

Todos respondemos mejor a la atención personal, es la verdad, la más simple de las realidades y los demás se dan cuenta de tu implicación en cada proyecto.

La sociedad evoluciona, y con los últimos sistemas de comunicación online, skype, wassap, etc…,  no se generan sensaciones, no se siente absolutamente nada, no se percibe la ilusión, los temores, la energía, los miedos…, hay que tener una visualización de las personas, llegar al alma de tu cliente y saber que siente, que le estremece, en que sueña, es la única manera real de llegar a conocer a tus clientes.

Ama el trabajo. disfruta del trabajo, déjate el alma en el desarrollo de tus proyectos.

Nadie dijo que ganar era barato, nadie dijo que llegar al éxito es fácil.

La clave de cualquier negocio es la atención personalizada, La respuesta es menos clientes,  Menos dinero, atención personal. Preocuparse de nuestros clientes, las relaciones personales

Llamadas telefónicas recibidas  a las 7 AM, pero en el otro extremo de ese teléfono habrá alguien digno de tu tiempo, y tú tendrás el honor de compartir su tiempo y te ayudara en tus necesidades. 

Y eso será lo que se siente el camino a la grandeza. Un poco rocoso al principio. Pero piensa en lo bien que se siente al despertar por la mañana y saber que cuando el teléfono suene, no es el cliente exigiendo una atención, es un cliente que te necesita, y que necesita una solución a su problema, es una persona, cuya vida conocemos y compartimos.

 

  • Seamos honestos con nosotros mismos.
  • Seamos honestos con ellos.
  • Olvídate del dinero, piensa con el corazón

 

Enfócate con el corazón, con una Declaración de Objetivos,  que sale desde dentro de tu alma, esos valores que te enseñaron tu padres, deja a un lado la materialización de las cosas y piensa que lo que estás haciendo forma parte de tu espíritu, de tu interior, de tu alma…, la ética y la moral tiene que estar siempre en un primer plano.

Yo no tengo todas las respuestas, en mi vida he tenido tantos fracasos como éxitos, pero amo mi trabajo, mi dedicación, mi ilusión, y seguiré pensando que el futuro es para quien persigue sus sueños.

Hay personas cercanas que dicen que soñar es de locos y que hay que atenerse a la realidad, ellos son personas de éxito, ¿pero qué clase éxito?, ¿éxito profesional?, yo creo que trabajamos con personas, nos relacionamos con personas, y nuestros contactos son con personas, seres humanos.

 Levantarte por la mañana dando una palmada y gritar…….. ¡ hoy es un buen día!

Nunca lo olvides, la clave son las relaciones personales, así nos hacemos grandes

 

 

Gracias Jerry McGuaire, siempre has sido una de mis fuentes de inspiración…